Formación espiritual ignaciana

Dios nos ama y nos llama a amar. Dios desea que crezcamos continuamente para lo que hemos sido creados. Experimentamos esta llamada al amor como un deseo de buscar una experiencia de vida y de fe más profunda y significativa. LIS ofrece oportunidades de Formación Espiritual Ignaciana como un camino para discernir y desarrollar los dones que Dios nos ha dado, y para actualizar la llamada de Dios al amor en nuestras vidas.

 

Más allá de profundizar en la experiencia espiritual individual, la formación permite a las personas activas en el ministerio espiritual a descubrir y discernir una serie de formas de servir a la iglesia y a la sociedad, profundizando en sus capacidades para ser líderes laicos más eficaces en sus comunidades de fe. Le invitamos a considerar uno o mas de estos ofrecimientos come parte de su camino de fe. O quizás todos, como parte del Programa de Formación Espiritual Ignaciana.

cursos introductorios

CERRADO

CERRADO

Comienza 1/10/23

Comienza 2/28/23

Comienza 4/18/23

cursos avanzados

CERRADO

CERRADO

Comienza 11/3/22

Comienza 1/12/23

talleres

Comienza
10/15/22 y 3/18/23

CERRADO

Comienza 3/9/23

Comienza 3/23/23

programa de formación espiritual Ignaciana (PFEI)

El Programa de Formación Espiritual Ignaciana (PFEI) completo tiene una duración de aproximadamente tres años, dependiendo de cómo elija sus cursos. Para completar el programa, los requisitos son:

 

- Retiro de Ejercicios Espirituales en la Vida Diaria - haz clic aquí para más información
- Cursos introductorios (5)
- Cursos avanzados (4)
- Talleres (1)

 

Al cumplir con todos los requisitos, se proporciona un certificado de finalización. Este certificado sirve como confirmación de que el/la participante ha completado satisfactoriamente un mínimo de 104 horas de formación ignaciana en áreas clave de espiritualidad, metodología y sociología. Además, el retiro de Ejercicios Espirituales en la Vida Diaria es un retiro experiencial y formativo de 9 meses. Ofrece al ejercitante más de 200 horas de oración reflexiva, 36 semanas de acompañamiento espiritual individual y 18 horas de fe compartida en pequeños grupos donde se practican las habilidades de escuchar, discernimiento y acompañamiento.

 

Dependiendo a dónde el/la participante se sienta llamado/a por Dios, de cómo desee responder a ese llamado, y de los ministerios en los que ya esta involucrado/a, le invitaremos a considerar la posibilidad de compartir sus dones ministeriales y su formación como colaborador de LIS.